¿Qué ventajas hay en que la Feria de Sevilla se celebre en Septiembre?

En pleno mes de abril, nos deberíamos estar preparando para la inminente llegada de nuestra Semana Santa o la Feria. Sin embargo, los acontecimientos de las últimas semanas han hecho saltar por los aires todo nuestro mundo. Y por supuesto, todo lo que está ocurriendo está haciendo que se cancelen grandes eventos a lo largo y ancho del planeta.  ¿Quién nos iba a decir que un virus iba a paralizar nuestra Feria de Abril?

Pues sí. Desgraciadamente, el ya por todos conocido Covid-19 ha puesto el calendario patas arriba y ha hecho que la Feria de Abril sea suspendida temporalmente. Pero tranquilos, porque las últimas noticias indican que no será una suspensión definitiva, sino más bien un aplazamiento. Tal y como han confirmado algunas autoridades competentes, se baraja el mes de Septiembre como posible fecha para la celebración de esta fiesta flamenca.

¿Os resulta extraño? A nosotros sí, al principio al menos nos resultó muy extraño. Sin embargo, hemos querido ser optimistas y hemos elaborado una lista con algunas de las ventajas que tiene el hecho de que podamos celebrar la Feria de Sevilla en Septiembre. ¿Queréis saber cuáles son esas ventajas?

Farolillos de la Feria de Abril de Sevilla
Un cielo de farolillos de la Feria de Abril de Sevilla

Algunas ventajas de que la Feria de Abril se celebre en Septiembre

  1. Broche de oro al verano 2020: La primera de las ventajas que se nos ocurren de que la Feria de Sevilla se celebre en Septiembre es que se convertirá en el broche de oro para finalizar la temporada veraniega. Nos servirá de reencuentro con todas esas personas que no hemos visto durante las vacaciones y cogeremos fuerza antes de volver al trabajo. ¿Os imagináis lo bien que sabrán los rebujitos y el buen jamón mientras bailamos sevillanas con esos amigos a los que hace tiempo que no vemos?

  2. Luciremos un bronceado perfecto: Para todos aquellos que tengan la suerte de veranear en la playa, podrán lucir un bronceado perfecto durante la Feria de… Septiembre. Así podrás lucir nuestros trajes de flamenca con un color de piel envidiable que no llegas a tener en abril.

  3. El buen tiempo: ¿cuántas veces hemos ido al Real mientras diluviaba y/o hacía tanto frío que no podíamos lucir nuestros trajes de flamenca en todo su esplendor? Pues bien, al celebrarse en el mes de septiembre este problema se elimina casi por completo. Y es que en las primeras semanas de mes, aún en verano, el buen tiempo y el clima soleado son la tónica de todos los días. Ya sería mala suerte que el mal tiempo llegase en septiembre.

  4. Coincidencia con la Feria de San Miguel: si hay algo que complementa a cualquier Feria son las festividades taurinas en la Maestranza. Por ello, otra de las ventajas de que la Feria de Abril se celebre en Septiembre es que coincidiría con la Feria de San Miguel. De esta forma, se mantendría la tradición de disfrutar del Real y de asistir a las festividades taurinas.